LA EDUCACIÓN ACTIVA EN LAS MADRES DE DÍA

Written by Transformandonos
Una nueva profesión está en auge: las madres de días. Personas que abren las puertas de su hogar a un número muy reducido de niños y niñas menores de tres años, con el fin de conciliar de la manera más respetuosa y atenta.
Dejémos que nos lo explique de primera mano Natalya, madre de día en Cardedeu (Barcelona) con su proyecto Petites Espurnes:
¿Qué diferencia hay entre las escuelas infantiles y las madres de día?

Las madres de día ofrecemos nuestra propia casa, adaptada y asegurada para que los más pequeños puedan crecer en un entorno familiar, acogedor y con los materiales idóneos según sus preferencias y necesidades. De esta manera, el hogar de las madres de día pretende ser una extensión del hogar del niño/a, ya que trabajamos muy estrechamente con las familias para poder hacer que esto sea posible. A diferencia de las escuelas infantiles, nuestra ratio es muy reducida, de 4 niños por adulto, para poder darles una atención personalizada y de calidad. Tenemos flexibilidad horaria, dentro de nuestro horario base (mi horario es de 8:00h a 15h), es decir, no todos los niños vienen todos los días a todas horas. Habrá niños que vengan 3 días y otros 5 días, por ejemplo, ya que nuestra prioridad es que los niños puedan pasar el máximo de tiempo posible en su entorno familiar.

Otro punto que nos difiere de las escuelas infantiles tradicionales es que las madres de día tenemos diferentes referentes pedagógicos próximos a la educación viva y a la crianza natural, tales como Pestalozzi, Montesori, Malaguzzi (Reggio Emilia), Emmi Pikler, Waldorf, Wild, Agazzi, Goldschmied, Aucouturier…

¿Porque las madres de día eligen este tipo de pedagogías activas?

Las elegimos porque son pedagogías centradas en la persona, en las necesidades básicas e intereses de los niños/as, respetando sus ritmos y sus etapas evolutivas, sin forzar nada y confiando plenamente en las capacidades innatas que los niños/as llevan dentro. Consideramos imprescindible su actividad autónoma que surge de su propia espontaneidad y de su curiosidad natural. Nos basamos en el juego libre y no dirigido. Nuestro papel como acompañantes es clave para observar y proporcionar los materiales y juegos idóneos a su disposición y para cada etapa y momento sensible de cada niño. Así también les acompañamos en la gestión de sus emociones.

Estas pedagogías consideran muy importante la vinculación entre acompañante/niño por eso, las madres de día, ofrecemos un periodo de adaptación muy cuidado al inicio, donde el niño/a viene con uno de sus referentes y, poco a poco se va haciendo conmigo y con el espacio, hasta que se vea capaz de estar sólo sin la figura m/paterna.

¿Por cuál te decantas tú o crees que es posible coger lo mejor de cada una para adaptarlo a los niños?

Es posible. Así es como lo hago yo, cojo lo que creo que es mejor de cada una y la aplico en el día a día estando en casa con los niños. Quizás, en cuestión de materiales, en mi hogar, se pueda ver más Montessori, Waldorf, Reggio-Emilia o Pikler.

¿Cuáles son las condiciones que se encuentran en este tipo de hogares también llamadas casa nido? 

En mi casa, por ejemplo, tengo adaptados dos espacios, mi salón/comedor es un espacio polivalente, de juego, donde todo mobiliario y materiales están a la altura de los más peques, así, pueden ser autónomos y coger y elegir los juegos que quieren en todo momento, y también es nuestro espacio para comer. Otro de los espacios es una habitación donde pueden dormir y descansar, tiene unas colchonetas en el suelo para que ellos mismos puedan echarse cuando se sientan cansados. En la misma habitación, también hay un rincón para los libros y también es lugar donde puedan hacer un juego más tranquilo.

En todos los espacios, he intentado que haya amplitud, y escoger mobiliario y colores agradables para que ellos se sientan como en casa. Todos los espacios tienen las medidas de seguridad oportunas para que, en todo momento, los niños no tengan ningún accidente. De todas maneras, y al estar nosotras continuamente presentes y acompañándoles, nunca se ha dado ningún accidente en este tipo de proyectos. También tenemos espacio para salir a diario al exterior. Lo cual creemos que es imprescindible. Yo, que vivo en un pueblo a media hora de Barcelona, aprovecho de los campos, parques y bosquecillos que el pueblo nos ofrece.

A nivel nacional ya estáis funcionando con dos puntos de encuentro: Asociación de Madres de día (pedagogía Waldorf) y en la Red madres de día. ¿Puedes explicarnos la diferencia entre ambas? ¿Tu opinión personal?

La verdad que no puedo opinar de estas asociaciones ya que no las conozco. Aquí, en Cataluña, tenemos la Asociación Llars de Criança, de la que formo parte como socia. Nos reunimos y apoyamos a nivel de toda Cataluña pero también tenemos nuestros encuentros con las madres de día de cada comarca con el objetivo de apoyarnos mutuamente las unas a las otras, realizar encuentros y charlas para dar a conocer nuestra actividad y profesión, y asistir a cursos ofrecidos por la asociación sobre la crianza respetuosa y la educación viva para estar en continua formación.

Esta profesión cuenta con una normativa propia solo en Navarra y Madrid, en el resto de España todavía se encuentra en una situación de alegalidad. ¿Cuáles son los pasos a seguir para visibilizar esta opción y legalizarla?

Actualmente, en Cataluña, la Asociación Llars de Criança, ya se ha reunido con la Generalitat para dar a conocer nuestra profesión y porque hay una necesidad para que esta exista. Ahora mismo, estamos en proceso de que salga el decreto que legalice nuestra actividad, que seguramente la llevará el departamento de asuntos sociales de Cataluña. Esto es un paso muy positivo ya que hay muchas familias que se pueden beneficiar de nuestros proyectos.

Se percibe como una opción no asequible para todos los bolsillos ya que una sola persona se encarga de muy pocos niños y niña ¿cómo se regula el tema económico?

Las madres de día, al proporcionar flexibilidad horaria, tenemos unas tablas de precios de acuerdo con los días y horas que el niño/a venga al hogar. Así, las familias pueden acogerse al precio que se ajuste a sus necesidades. Ahora por ahora, son precios que no pueden competir con una guardería pública, por ejemplo, ya que lo que ofrecemos es algo muy diferente y personalizado, pero tampoco difiere mucho de las guarderías privadas.

Cuando nuestra actividad se acabe de reconocer, pudiera pasar como ya sucede en otros países europeos, que incluso está subvencionada por el gobierno y las familias pueden acceder a estas subvenciones. Eso nos beneficiaría a todos, tanto a madres de día como a las familias. ¡Crucemos los dedos!

¿Qué perfil de familia solicitan esta opción en vez de guarderías o escuelas infantiles o las canguros?

Sobre todo, son familias muy conscientes en la crianza y educación de sus hijos, que no les gusta el método que se imparte en las guarderías tradicionales, que creen en que otra educación es posible, y que quieren invertir en una educación respetuosa y de calidad para sus hijos, ya que consideran que los primeros años de nuestra vida son los más importantes. Les gusta la idea de que sus hijos estarán adecuadamente atendidos en cada momento, el contacto estrecho con las familias haciéndoles participes del proyecto, y eso les tranquiliza, y si los padres están tranquilos y contentos, los niños también lo estarán.

¿Existen los padres de día?

Si existen. Sé que hay dos, quizás más, pero los que yo conozco son uno que está en Valencia y otro que está en Barcelona. También puede haber padres de día pero, en todas estas profesiones que implican el cuidado de personas, aún somos las mujeres las que predominamos. Sería muy positivo que tanto mujeres como hombres nos involucremos en la educación de nuestros niños y se viera como lo más normal.

¿Crees que, por norma general, se da a una continuidad de las pedagogías a lo largo de la crianza o que es puntual en estos tres primeros años de vida tan importantes y cruciales?

Precisamente, los 3 primeros años de vida son los que menos considerados están y, en realidad, ¡son los más importantes! Son los años en que uno aprende todo lo que es imprescindible para que, en un futuro, uno pueda ser un adulto pleno e íntegro. Es necesario criar conscientemente, respetuosamente, sobre todo en los tres primeros años de vida, y cubrir las necesidades básicas de la infancia en estos años, si queremos que sean unos adultos sanos, autónomos, libres, capaces de resolver conflictos y gestionar sus emociones.

Aquí en Cataluña, están surgiendo muchos proyectos de educación viva y crianza respetuosa, ya que, cada vez más, hay una demanda por parte de las familias que apuestan por una educación diferente a la tradicional, así, puedes encontrar proyectos de madres de día, para bebés de 0-3 años de edad, escuelitas, para niños/as de los 3-6 años y también escuelas de primaria (también públicas), con esta mirada de respeto hacia la infancia. Quizás nos haría falta también una secundaria siguiendo estas mismas pedagogías, pero también sé que existe algún proyecto dirigido al sector de edad 12-18.

¿Qué consejos darías a aquellas personas que quieran lanzarse a crear su casa nido en su hogar y estrenarse como madre de día?

Animaría a toda/os educadores/oras que no sienten ni les gusten los proyectos educativos de la guardería/escuela en la que trabajan, que quieran cambiar la mirada hacia la infancia, que crean que otra educación es posible, y quieran dar una atención personalizada y de calidad a la infancia, a todos/as ellos/as les animaría a considerar montarse su propio proyecto en su propio hogar, a no tener miedo a ser emprendedores y realizar el proyecto de acuerdo a sus principios. Lo primero sería contactar con las asociaciones de madres de día existentes en su comunidad autónoma o cercanas y, sobretodo, averiguar si hay madres de día en activo en su zona, para poder trabajar conjuntamente a la hora de darse apoyo mutuo, así como para quedar con los niños en parques o en la casa de una de ellas.

Puede que en un principio sea duro, ya que, en nuestro país, todavía no se conoce mucho esta profesión, pero, realmente, es muy gratificante poder trabajar en algo en lo que crees y en el que puedes ver resultados muy positivos.

¡Muchísimas gracias Natalya, por adentrarnos en el conocimiento de esta profesión, con pasión y vocación!
Si queréis más información podéis encontrar en Ludus, las madres de día más cercanas y en la Red madres de día España, asesoramiento para comenzar vuestro propio proyecto.

 

2 thoughts on “LA EDUCACIÓN ACTIVA EN LAS MADRES DE DÍA

  1. Lucía says:

    También en Gijón hay padre de día, junto a su pareja. Muchas gracias por la entrevista

    • Transformandonos says:

      ¡Qué maravilla! Gracias por completar la info, seguro que es de mucha ayuda para otras personas 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.